Subscribe Now

* You will receive the latest news and updates on your favorite celebrities!

Trending News

Mariate Arnal, Dir. Stripe Latam y Presidenta Asociación Fintech Mx – T5/E3
Podcast

Mariate Arnal, Dir. Stripe Latam y Presidenta Asociación Fintech Mx – T5/E3

Mariate Arnal, Directora de Stripe en Latinoamérica y Presidenta de la Asociación Fintech México, una mujer que ha sido reconocida como una de las “Top CEO´s de México” y como una de las 50 personas más influyentes en tecnología, nos platicó de la consolidación del sector Fintech, que el año pasado alcanzó inversiones récord de más de 1,300 millones de dólares, aseguró que hay que cerrar filas entre diferentes actores, porque si México no ve a la tecnología en el sector financiero como piedra de ancla, el crecimiento económico se verá afectado. Hablamos de su trayectoria, cuando decidió emprender y la importancia de no autolimitarse.

TRANSCRIPCIÓN

SUSANA: Hola, yo soy Susana Sáenz, en este episodio de Decisiones platiqué con Mariate Arnal, directora de Stripe para América Latina, procesador de pagos en línea que, según CNBC, es la fintech  más valiosa del mundo que no es pública y también es presidenta de la Asociación Fintech México. 

Desde hace varios meses ya tenía la inquietud de platicar con ella, porque creo que es una de esas mujeres que inspiran y que tienen mucho que contar y aportar. 

Mariate ha sido directora general de Google México, directora de operaciones de Twitter reconocida entre las top CEO’s de México, también como una de las 50 personas más influyentes en tecnología en Latinoamérica. 

Ella es de las mujeres que cree que no hay que autolimitarse y que te conviertes en quién eres por los momentos difíciles, no por los fáciles. Me dijo, que todos estos logros de los que platicamos son la punta del iceberg, porque sin duda ha pasado por muchos momentos complicados durante su carrera sobre todo cuando decidió emprender en el 2008 justo al momento de la crisis financiera. Acompáñenme a escucharla.

SUSANA: Me da muchísimo gusto darle la bienvenida a Mariate Arnal, directora de Stripe para América Latina y presidenta de la Asociación Fintech México, bienvenida Mariate que gusto.

MARIATE ARNAL: Gracias Susana un gusto estar aquí contigo, gracias por invitarme de verdad.

SUSANA: Gracias a tí, oye, porque sé que tienes una agenda muy ocupada, además de dirigir Stripe, el procesador de pagos en línea para América Latina, pues hace poco te nombraron como presidenta de la Asociación Fintech, que me gustaría empezar por ahí.

El ecosistema de empresas de tecnología financiera, digamos que, pues vimos un boom en el sexenio pasado, en el que incluso se definió esta ley entre el Banco de México, la CNBV, diversas fintechs, la Secretaría de Hacienda, pero pareciera que en esta administración, pues no es una prioridad. Incluso con la pandemia, quizá ha quedado un poco fuera de la agenda pública, cuando creo que es un momento crucial para aprovechar todas las facilidades que brindan, pues este tipo de empresas, sobre todo en momentos en los que, pues la gente no puede salir de su casa o es mejor no tener contacto, ¿no?. ¿Cómo ves el panorama?, ¿Cuáles son los principales retos al asumir este cargo?

MARIATE ARNAL: Bueno, yo creo que, o sea, lo pones muy bien en cuanto a que al último año ha sido muy retador en términos de reacomodarnos todos a una nueva realidad y en eso los jugadores de Fintech juegan y han jugado un rol mucho más importante, ¿no?

Nosotros ya no somos una industria naciente, creo que eso es importante que esté como muy claro, ¿no?, sobre todo después de la aceleración del e-commerce el año pasado que  creció más del 80%, ¿no?, y la cantidad de compañías que siguen, ¿no?, subiendo y que además de todo la cantidad de inversión el sector sigue atrayendo.

Viste en 2020 un récord histórico de inversiones del sector de más de 1.3 miles de millones, o sea, mil 300 millones de dólares. Entonces, cuando tú ves eso y que hoy, fintech es un sector que emplea a más de 60 mil personas,  ya no es tal vez un sector incipiente, ¿ok?, es un sector que está en proceso de consolidación, y creo que eso es algo que tenemos como asociación que trabajar de la mano del regulador, de la mano del gobierno en asegurar que esta tendencia continúa y que podemos de alguna otra manera ayudar al desarrollo de México con el uso de la tecnología para la inclusión financiera, ¿no?

Yo creo que eso es algo que si me preguntas, ¿cuál debe ser en este momento el objetivo más importante de la asociación?, debe ser ese.

Yo soy una ferviente creyente de que si México no ve a la tecnología en el sector financiero como una piedra de ancla, nuestro crecimiento económico se va a ver afectado, o sea, la economía se está digitalizando, lo vimos más que nunca en el último año y eso no va a cambiar. O sea, no porque estemos volviendo, digamos a salir, nosotros lo vemos en los números de la asociación. Sí estamos volviendo a salir o, a tal vez a retomar algunos hábitos, que en el pasado año no pudimos tener, pero la gente ya se cambió de hábito. Entonces, se dio cuenta que aquí hay, aquí hay algo interesante, ¿no? y lo vemos en el crecimiento de los neobancos, en el crecimiento de cripto, en el crecimiento de pagos en línea, etcétera. 

SUSANA: Justamente me gustaría que nos compartieras de algunas de estas cifras de los cambios que vieron durante la pandemia, en cuanto a la creación de neobancos, las transacciones, digitalización, quizá mayor bancarización y también dentro de este objetivo que nos planteas, ¿cuál ha sido hasta el momento la postura de las autoridades, del regulador?

MARIATE ARNAL: Yo no puedo compartir las cifras específicas de compañías que son parte de la asociación, pero te decía, pongo en contexto que hoy el comercio electrónico creció 80%, ¿no?, en el último año, eso significa que todas esas transacciones que pasaron en el último año y que crecieron 80%, de alguna u otra manera tuvieron un origen en un pago electrónico. 

Entonces, llámalo desde que fuiste a la tienda y pagaste en efectivo, pero eso se originó con un voucher de Oxxo o con cualquier otro mecanismo, ¿no? se transforma en un pago electrónico de alguna u otra manera. 

Ve el efecto del crecimiento otra vez de los neobancos como Nubank, etcétera, donde cada vez más están abriendo cuentas, pero no sólo abriendo cuentas, también esta parte de billeteras electrónicas y de cómo la gente empieza a tener acceso a tarjetas de débito, a tarjetas de crédito que antes gente no podía tener y, simplemente, al empezar a pasar estos pagos por el sistema de pagos electrónicos, empiezas a tener información acerca de estos usuarios, y entonces, puedes de alguna u otra manera  a darle un servicio cuando antes estaban excluidos, ¿no? 

Cuando lo haces del punto de vista de la inversión, lo que te decía ¿no?, mil 300 millones de dólares sólo en el 2020. Hay 11 compañías hoy que ya están, digamos, reguladas, certificadas por el regulador en términos de su operación como fintech. Entonces, yo sí creo que hay avance Susana, no son suficientes sin ninguna duda y, por eso, como asociaciones necesitamos cerrar filas y poder trabajar mucho más conscientes y alineados en lo que queremos lograr. Al final de todo, nuestro objetivo último es la inclusión financiera y creo que eso, nada, es como te decía, parte desde el objetivo yo como presidenta, pero en realidad es algo que nos mueve a todos, a los 90 participantes de la asociación hoy, ¿no?

SUSANA: Claro, yo he platicado con algunos de los integrantes de la asociación y nos dicen, bueno, al menos que nosotros que metimos el papeleo desde antes de la pandemia, sabemos que quizá la CNBV ahorita lo tiene en ‘stand by’, pero podemos seguir operando.

Sin embargo, nuevas fintech que llegan a México no pueden obtener su licencia, no pueden operar porque el proceso está parado y, por otro lado, algunos tienen la percepción de que quizá los bancos, aunque dicen que, tienen la mayor disposición de colaborar con las fintech, pareciera que las ven un poco como competencia y no se están logrando las sinergias que se esperarían. ¿Cuál es tu lectura de esto?

MARIATE ARNAL:  Es todo un proceso y tenemos que continuar promoviendo la colaboración del diálogo y la cooperación con todos. Insisto, esto no es de uno, sino que la oportunidad es de todos.

Cuando tú ves que México es un país que tiene, depende del número que tomes 60 ó 70%,   de la gente excluida del sistema financiero, yo creo que hay suficiente oportunidad para todos. Entonces, nosotros lo vemos así, cómo trabajamos en conjunto para que cada quien tenga su oportunidad de jugar y de dar mejor el servicio y que al final del día el que gane sea el consumidor. 

Entonces, las colaboraciones con los gobiernos, con los políticos ,con los reguladores, con otras asociaciones, con las instituciones tradicionales y tenemos que enfocarlo desde ahí, este tema, yo creo que lo único que va a hacer es retrasar el crecimiento económico de México. 

SUSANA: Oye, y bueno, después de ser la CEO de Google México llegas a dirigir precisamente Stripe, otra fintech global para latinoamérica. ¿Cómo fue pasar de empresas con un modelo, pues fundamentalmente de ingresos por publicidad como Google, también estuviste en Twitter, a una de tecnología financiera mucho más intensiva en términos de regulación, por ejemplo, y con márgenes mucho más acotados creería yo?

MARIATE ARNAL: Creo que lo describes muy bien. A ver, yo estuve casi 20 años de mi vida en el mundo de AT CHECK de tecnología, digamos, fondeado por publicidad. Si te pones a ver Susana, durante muchos años fue la única opción para muchas empresas el dinero en internet. Yo me acuerdo, no sé a los inicios del internet en el 99, principios del 2000 el internet comercial en México había muchas compañías que querían hacer dinero con modelos de negocio que existen hoy, pero en aquel momento no había manera de que esas compañías hicieran negocio, simplemente porque no podían, no pueden hacer transacciones, simplemente porque no había manera de que el consumidor pagara por el servicio, ¿no?

Y a principios de 2010 se funda Stripe, justamente, para resolver ese problema, ¿no?, es cómo hacemos que los pagos sean una cosa que sean súper fácil y que cualquiera pueda, arrancando por pago, ¿verdad?, tener una solución para monetizar su negocio de una manera diferente que no sea a través del modelo publicitario. Y en los últimos 10 años, hemos visto eso crecer de manera impresionante, o sea, ya hoy las compañías ven como alternativa monetizar de una manera distinta que no sea a través de la publicidad.

Y yo creo que eso es parte de lo que a mí me llamó a la oportunidad Stripe, porque siempre estaba como esa promesa del internet de democratizar, y básicamente ¿no?, darle acceso a los negocios a digitalizarse, pero siempre estaba el inconveniente o el obstáculo de cómo hago que mis clientes paguen y más en un país como México en donde, pues poca gente tiene acceso a tarjetas de crédito. Aún mayor en un país como México en donde el pago con tarjeta de crédito tiene el nivel de fraude de los más altos del mundo, pues otro reto muy importante. Entonces, esto es parte de lo que a mí me llamó la atención del reto y por eso vine a Stripe.

Y la verdad, te soy honesta, ha sido un año de un montón de aprendizaje, o sea, que en realidad también era lo que yo buscaba, ¿ok?  Después de haber estado 20 años en el mundo del marketing tech, la verdad aprender algo nuevo, y es mover ese músculo que no sé a tí, pero a mí me da emoción cada que puedo mover el músculo de algo nuevo y es padrísimo, es como decir, órale va, ¿no?

Y bueno, ha sido muy interesante, no contaba, te soy súper honesta con que iba a tomar esta decisión e iba a empezar una pandemia mundial que iba a acelerar todo esto de manera exponencial. Entonces, ha sido muy retador, te diría que ha sido, hay una sola palabra que puedo usar para describir el último año dos meses que llevo acá, y es intenso. 

   

SUSANA:  Ok, me imagino, me imagino y yo creo que para todos, pero sobre todo empezar con una nueva responsabilidad como la tuya no ha de haber sido fácil, y además, pues me encanta esta parte que en algún momento has dicho que “Stripe ayuda al crecimiento del PIB del internet”. Entonces, ¿cómo está colaborando, precisamente, a empujar este tema en mercados emergentes como México y otros de América Latina que tú estás dirigiendo en estos momentos?

MARIATE ARNAL: Ya párate, párate un minuto hace un año en un lugar donde eres una compañía no importa de qué tamaño, pero especialmente una compañía chica y, de repente te cierran tu negocio, y te dicen ya no puedes vender al público en la calle porque hay una pandemia, ¿no? y dices, y bueno ¿ahora cómo vendo y cómo me digitalizó?

Y en realidad mucho de los componentes para una empresa chica y/o grande, no importa en realidad el tamaño están ya, están ahí afuera, o sea, hay plataformas que donde tú puedes montar una tienda en línea; hay plataformas donde ahora tú puedes resolver la parte logística, hay plataformas y Stripe en esa cadena de valor, ¿verdad? juega dentro de “yo te resuelvo la parte de tu transacción”, ¿cómo?, te ayudo a que puedas generar esa venta porque sin ese pago, sin esa transacción pues no hay nada, no conectas mercado con vendedor. 

Entonces, lo que hemos visto de manera, la verdad, muy interesante ha sido te diría, por un lado, el crecimiento de nuevas ideas, compañías, y digamos, tradicionalmente llamadas startups, ¿ok? que son principalmente empujadas por tecnología en esta pandemia y ha habido un montón de ejemplos de esas compañías que están naciendo a partir de una idea que se generó, ok, de la pandemia pero que digamos que son empresas netamente empujadas por la tecnología. 

Ok, nacen de una idea empujada por la tecnología, no estaban antes físicamente. Y ahí, Stripe juega un rol y ha jugado un rol siempre muy importante es, digamos, está en el ADN de la compañía, los startups son parte de la razón por la cual la compañía existe, ¿no?

Y lo que nosotros hacemos de una manera muy simple es resolverle ese tema a las startups, entonces, hemos visto un crecimiento muy importante ahí, pero también hemos visto un crecimiento muy importante en todo lo que tiene que ver con estas plataformas que te comentaba de venta en línea para pequeñas y medianas empresas que tuvieron que transformarse rápidamente en la cuarentena y que hoy usan este canal como un canal más cuando ya, digamos, están volviendo a vender físicamente. 

Ha sido súper, súper interesante ver el desarrollo de eso en el último año y ver cómo la gente empieza a entender, que bueno entonces, el mundo de venta en línea y esto que llaman ‘card not present’, o sea que ‘tarjeta no presente’, que básicamente sobre todo para estas que son o PyMes que se están digitalizando, pues tiene otras reglas, ¿no? 

Y uno de los retos que han sido importante, Susana, ha sido educar a las plataformas y a las PyMes en general de que el mundo de la ‘tarjeta no presente’, el mundo de la venta digital tiene unas reglas diferentes y que tienes que aprender a jugarlo, ¿no?

La verdad que el reto es enorme, estamos empezando como Stripe. Hoy, la pandemia ha hecho que también nos metamos a mucho más profundidad en ciertos temas, y bueno, hoy estamos en México con un beta público en Brasil y con intención de seguir expandiéndonos en la región. 

SUSANA: Y además, he leído que según CNBC, Stripe es la fintech que no es pública, más valiosa del mundo, ¿sabes si están dentro de sus planes salir a cotizar a bolsa próximamente?

MARIATE ARNEL:  La verdad que te diría, como lo estamos viendo la compañía es, nosotros queremos asegurarnos de que tenemos una compañía muy sólida y muy, digamos, muy bien estructurada y la compañía en el último año ha pasado por un proceso de scaling up muy importante, no con el objetivo de salir a la bolsa, pero sí con el objetivo de estar preparada para el siguiente paso de la compañía, y el foco está ahí, la verdad que la salida a la bolsa ocurrirá o no ocurrirá, pero no es necesariamente lo que está empujando las decisiones de la compañía.

SUSANA: Bueno, y hablando de tu trayectoria Mariate, después de vivir en Venezuela, naciste allá, te vienes a México, has estado en empresas como BCG, varias tecnológicas como ya lo comentábamos, siendo directora de Prodigy MSN, directora de operaciones de Twitter en México, Colombia y Argentina, directora general de Google México, ahora Stripe.

Reconocida con el Women to Watch México y por el Interactive Advertising Bureau México y como una de las 10 personalidades que más ha contribuido en la industria de la publicidad digital y marketing interactivo. También nombrada como una de las 50 personas más influyentes en tecnología en América Latina. Has estado en el top de CEO’s de México, y bueno, otros reconocimientos. ¿Qué ha sido para tí a lo largo de tu carrera, pues estos logros, los puestos que has ocupado, porque yo creo que todavía, desafortunadamente, son raros los casos donde vemos mujeres que han estado en varios puestos directivos de diferentes empresas?

MARIATE ARNAL: Mira, la verdad que yo tengo la fortuna y el privilegio de hacer lo que me gusta, y yo creo que, primero, no hay nada que sustituya el trabajo de duro. 

Cuando tú dices todas esas cosas, la verdad que yo, para mí el hilo conductor de todo eso para mí son dos cosas: uno, toda esta historia que cuentas, ¿no? de mí, y es muy fácil siempre ver los reconocimientos, Susana, pero abajo de los reconocimientos es como el iceberg, ¿no? hay un montón de cosas difíciles, de momentos difíciles, de fracasos, de aprendizajes, lo que pasa es que es muy bonito siempre verlo desde la punta del iceberg, ¿no?

Y la verdad que, te digo, para vivir las reflexiones es buscar eso que se alinea con lo que yo soy, en lo que soy buena,  que me apasiona, creo que eso es importante, porque cuando tú y suena como muy fácil, no es como !ay sí, esto es súper fácil¡. A mí esto me tomó años, o sea, entender yo qué quiero hacer, quién soy bien; en el camino me equivoqué muchas veces, tomé malas decisiones, pero lo que sí nunca hice, fue dejar de buscar eso que quería, ¿no? y en el camino trabajar durísimo. Aprender, siempre estar abierta al aprendizaje, ser curiosa. 

Creo que en el mundo de hoy, esta parte de ser alguien que siempre está como constantemente reinventándose es súper importante. Hoy ya, hoy y permanente, ¿no? ya nada, nada va a durar para siempre y creo que, en particular, en el mundo profesional hoy la gente se enfrenta a situaciones donde si no estás dispuesto a ponerte en un lugar incómodo, muy probablemente y aprender; muy probablemente vas a dejar de ser irrelevante, ¿no?, en el mundo profesional. 

Y bueno, el cambio mío de Google hasta hoy te lo dice muy claro, o sea, yo tomé esa decisión para ponerme en un lugar incómodo. No era evidente que esto, digamos, era mi siguiente paso de carrera, sí es tecnología efectivamente, pero fue un mundo completamente distinto. Tú lo dijiste al principio, es un mundo regulado, es un mundo complejísimo. Por cierto, desde el punto de vista de cómo funciona la industria, ¿no?, el ecosistema.

Y bueno, yo creo que eso ha sido tal vez parte de lo que había dado mi carrera,  siempre esta inquietud por aprender más, por impactar, no voy a hacer cosas que yo siento que están dejando algo mejor en el mundo y también una ganas de construir, ¿no?

A mí me gusta construir Susana, a mí no me gusta, tal vez entrar en la rutina de operar un negocio que, donde ya está todo escrito, ya está todo hecho y hay que operarlo con todo lo que eso, o sea, respetando lo que eso significa, simplemente, no es en lo que yo soy buena.

O sea, identificar eso y siempre alinear que lo que estás haciendo es donde tú tal vez puedes contribuir más.

Pero insisto, es muy fácil verlo o es muy romántico verlo desde el, ¡ay todos los logros!, ¿no? y no vas a hablar de montones de historias de cosas que pasaron que no fueron tan buenas claro, esas partes no las cuenta nadie. No es como cuando ves el Instagram de alguien y dices, “qué bonito todo”, exacto y después dices, “ay esa familia tan bonita con esa foto de Instagram atrás tiene unas historias tal vez muy fuertes”, ¿no?, no las ves en Instagram.

SUSANA: Justo por eso, me gustaría que nos platicaras algún momento difícil en tu carrera, que haya sido un parteaguas, que te haya formado una parte importante de quién eres hoy.

MARIATE ARNAL:   Mira, yo te diría, en el año 2008, yo tomé la decisión de dejar Microsoft para irme a emprender y en el año 2008 emprender, no es emprender lo que es hoy, o sea, no era tan sexy, ¿ok?. Yo me acuerdo que yo le dije a mi mamá que me iba a emprender, y me dijo, “estás loca”, o sea, literal, ¿no? o sea, ¿cómo?, ¿vas a dejar tu carrera en Microsoft que te va a increíble y que tienes no sé qué, para irte a emprender qué o sea de qué hablas?

Y fue una decisión muy difícil, porque además desde el punto de vista personal en aquel momento yo estaba divorciada. Tenía dos hijos, bueno, tenía una responsabilidad, o sea,  no es como, ¿me entiendes?, no es como que emprendí y ya todo resuelto. O sea, tenía  una responsabilidad financiera y una responsabilidad, digamos, de una familia que al final del día yo respondía, ¿no?

Primero, cuando tomé la decisión, literal el día después que fuí a Redmond en Washington donde está Microsoft a renunciar, al día después cayó Lehman & Brothers, ¿no sé si te acuerdas de esa época? de la de 2008, la crisis financiera. El mundo se fue al traste y yo dije, chin ¿qué hice?, la verdad te confieso que se me congeló el estómago y dije, ¿y ahora qué voy a hacer?, y dije pues nada, ya la decisión está tomada y vamos pa’delante, vamos pa’delante, yo siempre pienso que para atrás ni para coger impulso, solamente para  aprender y para ver y decir, ok, aprendí qué aprendí. 

Y fue súper interesante arrancar en 2009 un negocio que además después vino el H1N1,y no sabes qué interesante fue porque yo tenía una convicción que era, la tecnología va ayudar a las compañías a hacer mejores negocios para estar mejor con sus consumidores, a abrir más oportunidades y aunque era temprano en aquel momento, pues fue clarísimo, ¿no?, entonces, pero fue durísimo, durísimo Susana, porque no hay nada como, o sea, este sentimiento cuando tú eres emprendedor tienes un sentimiento un día de que el mundo se te viene abajo y es tu peor día de la vida, y luego, al día siguiente tienes, ¿no? este rush de que ¡híjole algo me salió bien! y pum pa’arriba, ¿no?. Entonces, emocionalmente es muy duro, muy duro. 

Yo me acuerdo de, la gente no habla de eso, de la parte psicológica de ser un emprendedor es como todo muy romántico y en realidad es, tengo una energía que yo no sé si en este momento de mi vida yo no lo podría volver a hacer ahora, tal vez más adelante sí. 

Pero tuve una energía brutal y tuvimos muchos, muchos bajos y muchos altos también, pero muchos bajos, muchos clientes que perdimos, muchas cosas que hicimos mal, muchas situaciones muy complejas donde estábamos el domingo en llamadas de teléfono sin parar, porque había que resolver un problema muy complejo, uno de los cuales, literal pasó una Semana Santa, un jueves de Semana Santa y el lunes yo di a luz a mi hija, y la verdad es que yo creo que si algo me marcó en mi vida fue esa experiencia.

Después la compañía la vendimos y cuando la vendimos, después de pensarlo mucho y de hacer supuestamente un do diligence de cómo la estábamos vendiendo, no desde el punto de vista de lo que valía, sino desde el punto de vista lo que íbamos a mantener como la esencia de nuestra compañía, me di cuenta que a la hora que la vendimos y ya, obviamente, había pasado todo el tema de la transacción, etcétera y ya éramos parte de otra compañía, me di cuenta que no, o sea, que eso que yo pensaba que, mi expectativa estaba totalmente fuera de la realidad de lo que fue y para mí fueron dos años de estar ahí mirando como lo que yo pensaba que tenía que ser mi compañía, sobre todo del punto de vista de valores y cultura, pues ya no era. Y fue casi, casi como dejar a un hijo ir cuando me fui. Sí, fue súper duro. Lo pensé, lo lloré hasta que dije, ya hay que dejarlo ir porque esto a mí no me está haciendo bien.

Y me acuerdo anecdóticamente te lo cuento y me acuerdo que se lo conté a mi hijo el otro día. Un día que llegué a mi casa y llegué temprano a mi casa, cosa que nunca pasa y mi hijo tendría, no sé, 14-13, me dijo, “mami”,- estábamos jugando a los almohadazos y en un momento yo me cansé y dije, ya basta, basta. Ya todo mundo a dormir y a bañarse,- pero así como medio histérica, ¿no?, la verdad estaba cansada, la verdad estaba cansada y Alfredo mi hijo en aquel momento de 14 me dijo, mami ¿te das cuenta que últimamente tú todo el tiempo estás de mal humor?, y sabes que me cayó ese veinte y fue como muy, que el escuincle de 14 me dijera eso, como que caló, ¿no?  y fue parte de la decisión de decir, pues sí la neta estoy de mal humor y por qué estoy de mal humor. Como que hice un trabajo importante de análisis con un coach, además, porque creo que uno tiene que saber pedir ayuda y decidí que me iba, que pues esto ya era, que yo ya estaba, uno tiene que saber cuándo es momento de irse.

Mira, vengo de un coaching maravilloso el fin de semana, porque estamos, yo con un grupo que son como mis hermanos que también son cabezas de empresa a parte de YPO, fuimos a nuestro retiro anual y lo que estábamos pensando, ¿cómo viene la segunda mitad de nuestra vida? y en ese ¿cómo viene la segunda mitad de nuestra vida? es cuando tú estás en un momento, tal vez en que sientes que estás consolidándote o que estás consolidado, tú tienes que buscar la manera de reinventarse porque si no todo lo que sube tiende a bajar Susana, y bueno, fue como muy interesante este ejercicio para todos. 

Pero, en aquel momento y ahora lo veo, y en aquel momento yo decía es que yo necesito, o sea, reinventarme porque si no me voy a quedar aquí en cómoda y eso no me va a llevar a, ¿no?, y eventualmente, va a ser malo, y creo que muchas veces la gente no se hace esa pregunta y no se da permiso de salir de la zona de confort.

SUSANA: Sí porque no es fácil como lo comentas, ¿no?,  en tu zona de confort quizá ya tienes un sueldo asegurado, cierto ingreso, Ya eres conocida por esas cosas que sabes hacer y de repente decir, le voy a dar un giro y voy a empezar desde cero, quizá pasar ahora a menos tiempo con mi familia, o sea, tú que tienes tres hijos, me imagino no ha de ser fácil combinar la parte profesional, la parte de mamá, esposa y en tu casa, entonces, eso creo que requiere muchísimo valor y es muy admirable también dentro de tu carrera hasta tus hijos, yo creo que lo han de admirar mucho y sobre todo, pues todos estos logros que has alcanzado Mariate.

MARIATE ARNAL: Gracias Susana, la verdad que, te digo, yo lo veo como parte de algo, no sé tal vez está muy en mi personalidad. Pero sí creo que es importante ese mensaje de hoy en día, no te puedes dar el lujo de quedarte en la zona de confort, de verdad que no. 

O sea, hay que salir ya sea a, eso no quiere decir que te cambies de trabajo, y no quiere decir que te cambies de puesto, eso quiere decir, busca un proyecto nuevo entre tu trabajo, ¿no?. Rétate aprendiendo cosas nuevas, no sé, hay tantas y tantas opciones, ¿no?, pero sí creo que eso es más que nunca hoy, relevante para cualquier profesional, en cualquier industria y en cualquier lado del mundo, ¿no?

SUSANA: Oye y también me gustaría que nos compartirás, ¿qué tanto has podido impulsar la equidad de género de oportunidades en cada una de las trincheras en las que has estado?, ¿cuál ha sido tu experiencia?

MARIATE ARNAL: Ay, ese tema todavía tan en deuda. Mira,  en el mundo de la tecnología en particular, no es ningún secreto que el tema de diversidad en general, no te diría sólo género. El tema de diversidad en general es todavía una tarea pendiente, ¿no?

SUSANA: Hay un rezago importante.

MARIATE ARNAL: Sí, y hablo de tecnología en particular porque es donde yo más me he enfocado, ¿no? porque creo que, o sea, en un mundo donde muchos de los cambios vienen empujados por los avances tecnológicos, si las mujeres o las minorías no son parte de eso, pues van a estar fuera del mercado laboral y, entonces, desgraciadamente hay como esta percepción de que las mujeres no somos TX o no somos buenas en qué sé yo en matemáticas y la realidad es que hay historias increíbles de mujeres que crearon hasta te diría, ¿no? mucho de lo que es hoy el mundo de la computación. Entonces, buscar romper esos esquemas es importante y sobre todo yo creo inspirar desde chiquitos, ¿no? o sea, desde que las niñas son chiquitas, porque yo lo veo, tengo dos hijas, yo lo veo en mis hijas a las dos, por ejemplo, les gustan mucho las ciencias y, claro, también es algo que ver que están en su casa, ¿me entiendes? yo creo que eso de alguna u otra manera las debe influir. Pero cuando mi hija la grande llegó a, empezó a estar en la época de la adolescencia, te das cuenta que ella ya, por ejemplo, empezaba pues es que a mí no me gustan las matemáticas o a mí no, o sea, empiezas como a dudar porque, pues ya no está cool que te gusten las matemáticas, ¿no?

Cuando empiezas a ser adolescente y esto está estudiado, por cierto, empiezas cómo alejarte de este mundo que tal vez es más concreto, ¿ok? pero que también te permite crear mucho más, porque al final del día yo creo en que las artes y las ciencias de la mano te permiten crear de una manera mucho más completa, y entonces, empiezas como alejarse del mundo de la ciencia y al final empiezas a ver cómo o las niñas que se van a estudiar ingeniería y después salen de ingeniería, pero no quieren dedicarse a algo que tenga que ver con ingeniería porque es una capacidad, una habilidad que se ve muy masculina y el mundo no es masculino. Entonces, ¿Cómo empujamos a que las mujeres, las niñas, en general, puedan ver esto como una opción, que se puedan ver ahí?, ¿no?

Y Bueno, eso la verdad es difícil cuando tú eres la única mujer en la sala llena de hombres, y bueno, ahí es donde yo creo que todas las que estamos, y este es un tema mío particular, pero todas las que estamos en esta industria entendemos que tenemos una responsabilidad de ayudar a que otras niñas y otras mujeres se puedan ver ahí, se puedan ver, sí se puede, ¿no? y no porque no estés en este mundo dejas de tener tu concepto de lo que es tu feminidad, ¿no? 

Y eso ha sido, la verdad algo que, yo te diría, que concienticé recientemente Susana,  o sea, no es algo que me acompañó en la decisión de mi carrera. Simplemente, yo nunca he pensado que el talento tiene género, o sea,  siempre para mí el talento no tiene género. No te veo cara de niño o niña, lo que sea, o sea simplemente es el talento que pones en la mesa y tu contribución y es independiente de tu género o de tu extracción social de tu raza. 

Pero hace algunos años, un amigo que dirigía el Women’s Forum for the Economy and Society, me dijo, a ver es que tú tienes que entender que no puede ser lo que no puedes ver, ¿no?  y que entonces, ustedes mujeres ya han tenido, ya han superado algunas barreras o han pasado algunas batallas, eso se convierte en una inspiración para otras mujeres que ven y dicen, sí se puede. Entonces, a partir de ahí, eso fue en 2014, a partir de ahí dije, esto tiene que ser parte de si quieres de no sé si es un legado o qué, pero yo lo veo como una responsabilidad. 

Y nada me da más gusto que cuando tengo conversaciones con mujeres que tienen, no sé, limitaciones autoimpuestas, porque yo creo que las mujeres nos ponemos las limitaciones , primero nosotras a nosotras mismas antes de que nos la ponga nadie más, y te das cuenta que se liberan de eso, y dices, cómo florecen, ¿no? cómo explotan su potencial.

La semana pasada me buscó una chica que no conozco, que trabaja en Estados Unidos en una compañía de tecnología, y me dijo, necesito ayuda porque estoy en este ciclo nefasto conmigo misma acabo de tener un bebé estoy como… ¿no?, y la verdad que te soy súper honesta, me llegan mucho de esos mensajes Susana, y me encantaría tener tiempo para contestarlos, pero obviamente, no me da la vida. Pero en este caso particular, no importa le dije sabes qué, llámame, o sea, como que me llegó en un momento en el que yo estaba, tenía tiempo, le dije sabes qué llámame. Si me puedes llamar ahora llámame y me llamó. 

SUSANA: ¿Cómo se llama?

MARIATE ARNAL: Se llama Carolina esta chica, está en Estados Unidos en San Francisco y ¿sabes qué?, estuvimos una hora al teléfono. Ella me contó su vida, dónde estaba, qué le pasaba, y otra vez te das cuenta que la limitación es ella, se la está poniendo ella, y entonces, tres tips que hablamos y Carolina se sintió como, bueno déjame ver lo voy a probar, yo creo que ya me colgó el teléfono y se sentía como medio, me da la impresión como que no estaba tan segura que lo que yo le hubiera dicho le iba a servir. 

Y después el martes me escribió: Mariate acabo de hablar con mi jefe y ya le plantee esto y ya le dije esto y ahora arreglé esto, como que ella sintió que ahora ella estaba en driver seat, ¿sabes?, y una vez que ella se sintió que ya está en el  driver seat cambió por completo su óptica de la situación. 

Entonces, no sé, esas historias me parecen tan padres. Es tan bonito ver esa transformación de que tú sí puedes, sí eres capaz, sí eres capaz. Nada más necesitas a alguien que te diga que sí eres capaz y que te lo creas. Que hagas un par de cosas que te hagan sentir que estás empoderada desde el punto de vista de la palabra “empoderada”, ¿ok? y el mundo cambia enfrente tuyo, ¿no?

Y yo creo que a veces lo que nos pasa a nosotros las mujeres, es eso, ¿no?. No tomamos las riendas de nuestras decisiones de nuestra vida, y Susana, eso tiene una consecuencia cuando tú tomas una decisión siempre dejas otra de lado. 

SUSANA: Oye, y ya que dices la palabra “decisiones” que es el nombre de este podcast. Cuéntanos, ¿cuál ha sido la decisión que has tomado en tu vida? 

MARIATE ARNAL: Híjole, tal vez tener un hijo, porque es la única que no tiene vuelta atrás, todas las demás tienen vuelta atrás, esa no. Sí, sin duda, no lo dudo.

SUSANA: ¿Y cuál ha sido la experiencia?

MARIATE ARNAL: Uf, increíble!. Yo creo que una vez que tienes hijos, no puedes imaginar tu vida sin ellos, entonces, es muy difícil pensar qué pasaría si no los hubiera tenido, porque es que no puedes, no puedes pensarlo. Tú lo sabes, de una cosa que te nace, y luego ya no puedes. No sé, es un sentimiento que no puedes más nunca dejar, pero ha sido retador, muy retador. 

Creo que me ha puesto un espejo frente a mí de verme más aún quién soy; donde no lo estoy haciendo bien, donde tal vez sí lo hago bien. Yo creo que de las cosas donde más dudas sobre lo que estoy haciendo o cómo lo estoy haciendo me ha generado, ¿no?, porque además, tal vez es lo único que no me enseñaron, o sea, puedes aprender muchas cosas, pero esa no sé si la puedas aprender.

SUSANA: No a nadie nos enseñó a ser papás, ni viene con un manual ni nada por el estilo.

MARIATE ARNAL: Y por más que tomes tu parenting o yo que sé, siempre tienes un hijo que es diferente, ¿no? bueno, los míos son diferentes. Entonces, cómo enfrentas cada uno, pues es un reto diferente, pero yo creo que me ha hecho mejor persona, me ha hecho mejor profesional, y te digo, me ha hecho verme a mí misma más profundamente.

Me gusta cuando tengo conversaciones con mis hijos que me retan, en el sentido reto de que, digo, me confrontan conmigo misma, “oye mamá, esto que dijiste. Oye mamá esto que hiciste. Oye mamá”, y también me encanta cuando, y los escucho eh y luego digo, órale la verdad que sí tienes razón,¿no?

Pero bueno, uno viene de otra educación, de otra manera de ver la vida y eso forma parte Susana de lo que hablábamos, del estar abierto, a incomodarte, a aprender, ¿no?, pero bueno, yo a mi papá y mi mamá cuando era chiquita les decía, los retaba, yo no te quiero contar cómo me iba, era pésimo. Sólo con la mirada yo ya me callaba la boca. 

SUSANA: Eran otras épocas.

MARIATE ARNAL: Exacto, pero creo que eso es parte de, te hace parte de ser una mejor persona, una persona que pueda abrir su cabeza, su mente a nuevas posibilidades, entendiendo que al final del día, sigues teniendo la responsabilidad de educar a esta persona, ¿no?, no eres su amigo. 

SUSANA: Muy bien María, pues antes de finalizar, me podría quedar aquí echando un cafecito, un vinito, porque tengo muchas horas, pero sé que eres muy generosa con tu tiempo, pero sé también que tienes muchas responsabilidades, así que te voy hacer unas preguntas de opción múltiple. ¿Qué prefieres iOS o Android?

MARIATE ARNAL: Uf, que mala eres, hoy en día prefiero iOS.

SUSANA: ¿Express o capuchino?

MARIATE ARNAL: Express.

SUSANA: ¿Google o Twitter?

MARIATE ARNAL: ¿En serio tengo que contestar eso?, es que son tan diferentes, no, las dos. Me niego a escoger.

SUSANA: ¿Pagos con QR o terminal? 

MARIATE ARNAL: Hoy en día, como está la experiencia, terminal. La experiencia de QR todavía no me parece que está donde tiene que estar.

SUSANA: Sé que te encanta San Miguel de Allende, ¿qué es lo que más disfrutas ahí?

MARIATE ARNAL: La paz. ¿Sabes qué?, la buena onda de la gente, el cómo no sé, ¿Sabes qué es lindo de San Miguel de Allende?, porque bueno, San Miguel sabes que tiene una migración de americanos importante, ¿no?

SUSANA: Sí.

MARIATE ARNAL: Este melting pot de México y Estados Unidos donde conviven bien. Sacan lo mejor de los americanos lo mejor de los mexicanos, eso me encanta porque eso es justo parte de lo que yo creo, ¿no?, La diversidad suma a la humanidad. La diversidad es difícil, porque pues tú vienes de un lado y yo vengo de otro. Hay que encontrar una tierra común, ¿no? para que podamos de alguna u otra manera construir algo juntos y creo que San Miguel lo refleja muy bien y eso me gusta. 

SUSANA: Pues Mariate, muchísimas gracias por compartir estos minutos de tu tiempo tan valioso. Me encantó tener esta plática tan amena, tan cercana donde nos compartes tanto tus triunfos como los retos a los que te has enfrentado y que te han llevado a donde estás hoy en día y que sin duda nos lleva a muchas mujeres a querer ser grandes como tú.

MARIATE ARNAL: Gracias Susana, tú también eres grande. Te felicito, y bueno, te mando un abrazo y gracias por invitarme.

 

 

 

Related posts