Subscribe Now

* You will receive the latest news and updates on your favorite celebrities!

Trending News

El costoso problema migratorio entre México y EUA
Economía

El costoso problema migratorio entre México y EUA

El pasado 2 de abril, el exembajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, publicó un artículo en el diario The New York Times donde asegura que con la llegada del nuevo gobierno de Joe Biden, casi no se ha atendido la voluntad y capacidad de empleadores estadounidenses de contratar a millones de inmigrantes no autorizados, lo que ha generado una crisis humanitaria en la frontera.

“El nuevo gobierno sin duda les ha dado a estas personas —y a los traficantes que ganan dinero por llevarlas al otro lado de la frontera— razones para guardar esta esperanza: el gobierno declaró que detendría la mayoría de las deportaciones (una decisión que ya bloqueó un tribunal federal de distrito), frenó la construcción del muro fronterizo, anunció nuevas “prioridades” que limitan de manera considerable la aplicación de las leyes de inmigración, dejó de expulsar a los menores no acompañados en virtud de la autoridad otorgada a las autoridades de salud durante la pandemia para salvaguardar la salud pública y comenzó la eliminación gradual de los Protocolos de Protección a Migrantes, que ayudaron a impedir que las personas abusaran de nuestro sistema de solicitud de asilo y a poner un alto a la última ola de familias que llegaron a la frontera”, dice en el texto.

El exdiplomático afirma que si no hay una iniciativa real que obligue a utilizar el E-Verify (sitio web del Departamento de Seguridad Nacional que les permite a las empresas determinar la elegibilidad de sus empleados) para garantizar que las personas contratadas para trabajar en Estados Unidos tengan los documentos para hacerlo, EUA seguirá atrayendo a inmigrantes no autorizados y fomentando la inmigración no autorizada.

“Los migrantes en potencia, al igual que cualquier persona, basan sus decisiones en una lógica económica racional: sopesan los beneficios de vivir y trabajar en Estados Unidos contra los costos y las probabilidades de realizar con éxito el peligroso viaje a través de México para entrar a nuestro país. Como hemos podido observar, los cambios en las políticas de seguridad de las autoridades mexicanas y estadounidenses que alteran las probabilidades de concluir ese viaje con éxito tienen gran influencia en los flujos migratorios”, indica Landau.

Hace unos días, reporteros de la agencia AP pudieron ingresar al campamento Apen Donna, en Texas, donde revelaron que las denominadas “burbujas” de detención tienen más de 500 menores encerrados y documentaron otras dos ‘burbujas’ llenas con capacidad para 570 y 657 niños y adolescentes, respectivamente.

Solo hablando de menores de edad, se calcula que hay alrededor de 3,400 menores junto a 700 familias de migrantes retenidos.

Hace unas semanas, el presidente estadounidense informó que la vicepresidenta Kamala Harris dispondrá de 4,000 millones de dólares y será la encargada de llevar a una solución el problema de la migración en la frontera con México.

Cabe recordar que, cuando Donald Trump llegó a la presidencia, se anunció un gran plan de deportación masiva de inmigrantes que llevaría 20 años y un gasto total que oscilaría entre 420,000 y 620,000 millones de dólares.

Durante su campaña electoral, el entonces candidato Republicano dijo que deportaría a los más de 11 millones de inmigrantes ilegales, entre ellos tres millones que cuentan con antecedentes judiciales.

“Lo que estamos haciendo es tomar a los criminales y a quienes tengan antecedentes criminales, pandilleros, traficantes de drogas (…) probablemente dos millones, incluso tres millones; los vamos a sacar del país o los vamos a encarcelar“, dijo como presidente electo.

Un análisis realizado ese año por el Center for American Progress, refirió que una deportación masiva de inmigrantes costaría alrededor de 10,070 dólar por persona, por lo que enviar a los 11.3 millones de personas a sus países de origen representaría un gasto de 114,000 millones de dólares, solo en cuestiones básicas como detención, procesamiento judicial y deportación.

Sin embargo, el gasto total de un programa de deportación masiva a 20 años oscilaría entre 420,000 y 620,000 millones de dólares.

Los inmigrantes indocumentados representan un 6.7% de la fuerza laboral estadounidense, lo que ocasionaría que una deportación masiva podría contraer la economía casi un 6% o 1.6 billones de dólares en el año 2035.

Por su parte, un estudio de 2015 realizado por el American Action Forum (AAF) determinó que deportar a los 11.3 millones de inmigrantes de Estados Unidos llevaría al menos 20 años, considerando el tiempo para detenerlos y enviarlos a sus respectivos países.

Además, datos del Departamento de Contraloría de EU señalan que el costo promedio por la construcción de un muro fronterizo por cada milla (1.61 kilómetros) sería de entre 2.8 millones y 3.9 millones de dólares, considerando un cercado sencillo y barato.

Considerando que, en esas zonas, cercar 5.6 kilómetros costaría alrededor de 58 millones de dólares, el impacto económico multiplicado por la longitud de la frontera sur se estima en más de 20,000 millones de dólares sin considerar mantenimiento y vigilantes fronterizos.

El centro de estudios American Action Forum también determinó que 6.8 millones de personas que viven ilegalmente en ese país están empleados por el sector privado y deportarlos provocaría una caída de entre 381,500 millones a 623,200 millones de dólares en la producción nacional.

Además, los sectores de la construcción, hotelería, agricultura, entre otros dejarían vacantes miles de empleos que los estadounidenses no están dispuestos a realizar, lo que ocasionaría dejar potencialmente millones de empleos libres.

Otro dato, del Institute on Taxation and Economic Policy (2013) reveló que las viviendas con inmigrantes indocumentados trabajando en ellas pagaron un monto de 11,600 millones de dólares en concepto de impuestos estatales y locales y 7,000 millones de dólares por concepto de impuestos sobre las ventas (IVA).

Finalmente, la Oficina de Presupuestos del Congreso, calculó que la legalización de los indocumentados, propuesta en la fallida ley migratoria habría reducido el déficit en 135,000 millones de dólares en los próximos 10 años y una década más adelante habría sido de hasta 820,000 millones de dólares (un 2.8% del PIB), además de generar miles de empleos.

Related posts