Subscribe Now

* You will receive the latest news and updates on your favorite celebrities!

Trending News

Perfil: ¿quién es Alfonso Romo?
Economía

Perfil: ¿quién es Alfonso Romo?

Alfonso Romo Garza nació en 1950 en la Ciudad de México. Es Ingeniero Agrónomo por el Tec de Monterrey.

Su labor empresarial lo ha llevado a obtener reconocimientos como la medalla “Pablo Picasso”, que le otorgó la ONU por su trabajo en la recuperación de la Selva Lacandona, recibió el grado de Doctor Honoris Causa por parte de la Universidad Autónoma de Chiapas por sus aportaciones en el sector de la educación.

Entre sus habilidades está la equitación y representó a México en el Campeonato del Mundo La Haya 1994, así como los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 y Sídney 2000.

Dentro de su carrera profesional, fue director del Grupo Plenus, enfocado a los sectores de agrobiotecnología, biología sintética, servicios financieros y educación.

Fundó Semis, uno de los grupos empresariales más grandes del mundo en la producción de semillas y que posteriormente fue adquirida por Monsanto, lo que lo llevó a convertirse en unos de los empresarios más ricos de México y el mundo.

Desde hace varios años se conoce su acercamiento y buena relación con Andrés Manuel López Obrador, quien lo invitó a integrarse al gabinete como jefe de la Oficina de la Presidencia y responsable de la relación con la iniciativa privada.

Un mes después de ganar las elecciones, López Obrador acompañó a Romo a Tapachula, Chiapas a las instalaciones de Agromod, empresa de Romo dedicada al cultivo de árboles frutales y maderables. Ahí se hizo referencia al arranque del programa Sembrando Vida.

A ocho meses iniciado el gobierno, el entonces secretario de Hacienda, Carlos Urzúa renunció a su cargo y apuntó “discrepancias en materia económica” y posibles conflictos de interés dentro del primer círculo presidencial. López Obrador confirmaría que ese señalamiento era contra Romo.

“Había diferencias entre ellos, notorias. Eso era algo evidente que tenían diferencias y con otras áreas (…) No veo que haya conflicto de intereses, pero respeto si esa fue una de sus respuestas, respeto su punto de vista, pero no lo comparto”, dijo.

Días antes de que se declarara el confinamiento nacional por la llegada del COVID-19, una investigación periodística de varios medios de comunicación revelaba que Romo era “El cacique del agua en el paraíso maya” por varios negocios en la Península de Yucatán.

Uno de los temas más álgidos para Romo dentro del gabinete por el impulso que le dio fue el del glifosato, un herbicida relacionado con semillas genéticamente modificadas que se emplea en agronegocios pero que es señalado como un probable cancerígeno.

El propio López Obrador dijo en una conferencia matutina que no se usaría glifosato en programas federales como Sembrando Vida y que tenía el compromiso de reducirlo gradualmente hasta elimínarlo por completo al final de su administración.

Apenas, el 19 de noviembre pasado, Romo participó en un conversatorio y dijo que la decisión del presidente era frustrante y atribuyó la decisión de no usar el herbicida a razones ideológicas.

El tema salió a la luz pública cuando Romo y el secretario de Agricultura, Víctor Villalobos fueron señalados en protestas de ONGs y activistas, quienes recordaron su actuación en la denominada ‘Ley Monsanto’.

De hecho, otro de los funcionarios que renunció fue el entonces secretario de Medio Ambiente, Víctor Toledo, quien a su salida habló de luchas de poder al interior del gabinete y apuntó a Villalobos de buscar agronegocios y estar “en contra de la agroecología y trata de imponer la visión que impera por grandes corporaciones”.

Toledo acusó que esa dependencia buscó impedir la detención del glifosato y el algodón transgénico y puso el dedo sobre Alfonso Romo como principal bloqueador de los intentos hacia la agroecología.

Finalmente, hace unos días, en reunión con empresarios, Romo criticó al actual gobierno y dijo: “no podemos manejar un país que está decreciendo al 9%, cercano al 9%. Y lo estamos manejando como si estuviéramos creciendo al 9. ¿Cuál es la palanca que nos está faltando para consolidar la recuperación económica? La respuesta como ustedes lo mencionaban es la inversión privada. Porque la inversión privada necesita planificar a mediano y largo plazo, necesita certidumbre”.

Related posts