Subscribe Now

* You will receive the latest news and updates on your favorite celebrities!

Trending News

Pagos digitales: la columna vertebral de la aceleración digital en la pandemia
Opinión

Pagos digitales: la columna vertebral de la aceleración digital en la pandemia

Senior Vice President, México & Central América

Speyside

El 2020 ha sido sin duda el año de la tecnología para el mundo. Por un lado, el COVID-19 vino a cimbrar la salud, la economía y el curso de nuestra vida cotidiana y por el otro, la tecnología y la ciencia han sido el centro de los mayores esfuerzos y soluciones para hacer frente a todos los retos que este año nos ha presentado.

Uno de los grandes obstáculos para la inclusión financiera tanto en México como en la región, ha sido el uso primordial del efectivo y los retos que la bancarización supone para millones de personas. Sin embargo, de acuerdo con un estudio de Visa, derivado de la pandemia y de la transformación digital, América Latina sumó 13 millones de compradores nuevos en línea el primer trimestre de este año.[1] La necesidad de evitar o limitar el contacto físico nos ha forzado a acelerar esta inclinación que se venía gestando, aunque a un paso más pausado.

La aceleración digital ha sido posible gracias a que los consumidores han realizado, valorado y preferido, los pagos digitales en medio de las medidas sanitarias como resultado de la pandemia. Esta tendencia ha empezado a desplazar al uso de efectivo como principal medio de pago. De hecho, el mismo reporte de Visa señala que en los últimos meses, los pagos digitales surgieron como el método de compra preferido en la región, siendo México líder en este sector. Es así como las tarjetas de débito fueron el método privilegiado (72%), seguidas de las tarjetas de crédito (63%) y luego el efectivo (44%).

Cuando hablamos de pagos digitales y de compras en línea en México debemos considerar que no estamos limitando el uso del efectivo en su totalidad y que éste sigue siendo una opción para el consumidor. Diferentes plataformas y Marketplaces han incluido en sus pasarelas de pago la opción de finalizar la compra a través de un pago en efectivo que se realiza en un establecimiento físico o través de una tarjeta recargable. Tal es el caso de Stripe, plataforma utilizada por miles de tiendas en línea que facilita el pago con efectivo en tiendas Oxxo o de Amazon Cash, que permite recargar una tarjeta digital con efectivo para compras exclusivas en su tienda.

Para permanecer competitivas, muchas plataformas y comercios han buscado una alternativa que permita el uso del efectivo para hacer pagos digitales. Esto facilita una transición mucho más amigable al uso de tarjetas digitales recargables y eventualmente a cuentas bancarias en neobancos, cada vez más presentes en el mercado mexicano y, consecuentemente, a una mayor inclusión financiera.

Actualmente, 6 de cada 10 pymes venden en línea, según datos de la AMVO, lo que supone un incremento de casi 95% respecto de 2019 y 2 de cada 10 empezó a vender por primera vez este año como consecuencia de la pandemia.[2] Este cambio en el comportamiento del consumidor, así como el confinamiento en su conjunto, lograron que las empresas se replantearan los métodos para acercarse a sus clientes y ofrecer los mismos productos con un enfoque novedoso y distinto, especialmente las pymes,. Es así como cada día vemos más tiendas en línea complementar sus ventas con pagos a través de redes sociales, un mayor uso de códigos QR, pagos a través de teléfonos móviles, utilización de WhatsApp para comunicarse con clientes, etc.

De igual forma, el sistema financiero reconoce que esta aceleración digital llegó para quedarse y también la ha reforzado, ofreciendo mayores servicios digitales exclusivos y adaptándose a las nuevas tendencias. Durante los últimos meses la apertura de cuentas 100% digitales ha aumentado de manera significativa. Es así que BBVA en México reportó un crecimiento de clientes digitales de casi 30% el primer semestre del año.

Si pensamos a largo y mediano plazo, dentro de los beneficios que nos brinda la utilización de pagos digitales, se reducirían eventualmente los costos y las ineficiencias del uso de efectivo. Por un lado, se incrementaría la penetración de los servicios financieros con menores costos de transacción, y por el otro, se obtendría un mejor registro de las actividades comerciales y mayores ahorros.

La innovación siempre será clave para lograr una transición exitosa donde el uso de las herramientas digitales disponibles es la mejor alternativa para todos aquellos que buscan enfrentar satisfactoriamente los retos que ha traído este año. No podemos anticipar todos los desafíos que nos depara el 2021, sin embargo, en esta ocasión los recibiremos más preparados, fortalecidos por las lecciones aprendidas y con la tecnología como nuestra mejor aliada.

[1] https://www.visa.com.mx/acerca-de-visa/sala-de-noticias/notas-de-prensa/aceleracion-digital.html

[2] AMVO. Estudio sobre Venta Online en PyMEs 2020. Disponible en: https://www.amvo.org.mx/wp-content/uploads/2020/07/AMVO_GS1_EstudioVentaOnline_PYMES_VP%C3%BAblica.pdf

@hecrycol 

Related posts