Subscribe Now

* You will receive the latest news and updates on your favorite celebrities!

Trending News

AMLO; un balance a dos años de gobierno
Economía

AMLO; un balance a dos años de gobierno

Este 1 de diciembre, Andrés Manuel López Obrador cumple 2 años de gobierno. Después de 731 días, las opiniones sobre su administración se dividen en la sociedad y en otros poderes como el Legislativo.

Tras un primer año caótico, con episodios inolvidables como la explosión de un ducto de gasolina en Tlahuelilpan que dejó 137 muertos y decenas de heridos, la captura y liberación de Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín “el Chapo” Guzmán en cuestión de horas, un importante incremento de la violencia y la guerra entre los cárteles del narcotráfico por plazas del Bajío, la casi quiebra de Pemex, recortes presupuestales y falta de inversión en sectores clave, la autodenominada Cuarta Transformación comenzó el segundo año de gobierno con más incógnitas que certezas.

Cuando en el primer trimestre del año se comenzaba a retomar un posible rumbo apareció en el mundo el virus del SarsCov2 y la enfermedad de COVID-19, lo que vino a complicar aún más el escenario.

No es un secreto que este gobierno inició con grandes expectativas de más de 30 millones de personas que votaron por un cambio que para muchos de esos mismos votantes, ha quedado a deber.

A través de su conferencia matutina, establecida como su plataforma de comunicación y de gobierno, el presidente toma decisiones, firma decretos, anuncia convenios, une fuerzas con diversos sectores del país. Sin embargo, también reclama, regaña, critica y evidencia a quienes lo cuestionan abiertamente.

Su clara pelea contra los medios de comunicación, empresarios y a todos aquellos a quienes considera adversarios ha generado mayor división y encono en la sociedad.

López Obrador ha enfocado las finanzas públicas y su capital político en el tema social: los pobres.

Con la llegada de la pandemia, el confinamiento social y la parálisis económica que en ocho meses provocó la pérdida de más de 1 millones de empleos y el cierre de 400,000 negocios, el gobierno resalta que entre sus logros está el apoyo y atención de las personas más vulnerables y a la fecha, más de 70 millones de personas reciben algún tipo de apoyo de sus programas sociales.

Uno de los argumentos más utilizados por López Obrador y su gobierno es el estado en que se encontraba México, pues “el país que recibimos estaba en la peor situación y en prácticamente todos los sectores. Todo estaba plagado de corrupción y eso es lo que queremos desterrar con la 4T”.

No se olvida que López Obrador prometió “abrazos, no balazos” como estrategia y criticó la aplicación de la confrontación armada como ocurrió en sexenios anteriores.

Con datos al 1 de octubre, la presente administración acumula más de 60,000 muertes generadas por la violencia, la lucha entre cárteles, la delincuencia organizada y delitos como robo, secuestro, trata, entre muchos otros del fuero federal y fuero común.

Con un respaldo total a las fuerzas armadas, como nunca en ningún gobierno, la pacificación del país la dejó en la creación de la Guardia Nacional, que para muchos críticos no es más que la militarización del país, ya que el Ejército sigue en las calles para hacer labores de seguridad pública.

La llegada del COVID-19 al mundo se dio entre diciembre de 2019 y enero de 2020, En febrero ya circulaban las imágenes de personas en hospitales, intubadas, cayendo sobre las calles en varios países, infectados por un virus para todos desconocido.

El gobierno tuvo la oportunidad de prepararse con tres meses de anticipación si se cuenta que el primer caso en México se dio a finales de febrero, principios de marzo.

La contingencia sanitaria por la pandemia golpeó con fuerza y ahí fue cuando el presidente optó por Hugo López-Gatell, un personaje que ha sido señalado como el creador de una desastrosa estrategia que hasta el momento tiene a México en el top 10 mundial en contagios y muertes.

Tras eliminar el Seguro Popular y dejar sin protección a millones de familias, los recursos enfocados al sector salud se redirigieron a hacer frente a la pandemia, lo que ha dejado descobijados a otros sectores.

Solo por mencionar un aspecto. De acuerdo con el 2do reporte cuatrimestral 2020: Desabasto de medicamentos en México, elaborado por el colectivo #CeroDesabasto e impulsado por la organización Nosotrxs, previo a la pandemia, 1 de cada 2 personas en México carecía de acceso a la seguridad social, el 16% carecía de acceso a servicios médicos, 3 de cada 10 recetas no eran surtidas en las farmacias públicas y el gasto de bolsillo en medicamentos rondaba en el 41.4%.

“Ahora, la crisis sanitaria amenaza con sumar a más de 10 millones de personas a las filas de pobreza, al mismo tiempo que pondrá en jaque la capacidad de respuesta de nuestro sistema de salud”.

A nivel mundial y ante la crisis actual, decenas de países han volcado sus recursos a combatir la pandemia y apoyar a sus gobernados. Japón ha destinado 21% de su PIB, Bélgica el 19%, Estados Unidos el 13%, Togo el 12%, Perú el 12%, Brasil el 11% y México… el 1% a pesar de estar entre los países con más contagios y muertes.

En innumerables ocasiones, López Obrador ha dicho que su gobierno enfrenta actualmente dos crisis: la sanitaria y la económica. En ambas dice estar bien y que todo va por buen camino. No obstante, analistas nacionales y extranjeros han hecho notar que México tardará en recuperarse económicamente y que aún no se ven los efectos reales de la parálisis económica derivada de la pandemia.

De acuerdo con organismos internacionales, el promedio que alcanzó el país fue de -10.5% de decrecimiento, con el cierre de decenas de miles de negocios y empresas, la pérdida de más de un millón de empleos y un crecimiento en el número de pobres.

En diciembre de 2019, antes de que llegara la pandemia de COVID-19, el país ya había perdido casi 400,000 empleos y tuvo un crecimiento de 0.1%. Ya para 2020, con el coronavirus entrando por todos los poros del país se perdieron 1 millón de trabajos, 20 millones de mexicanos dejaron de percibir sus ingresos, a 70 millones no les alcanza para la canasta básica y al primer trimestre del año, la economía tuvo una caída de -18.9 por ciento.

En un conteo presentado en una de sus conferencias matutinas, programas como Jóvenes Construyendo el Futuro y Sembrando Vida crearán 230,872 y 200,216 empleos, respectivamente. No obstante, en cálculos sencillos, de los 2 millones de puestos laborales prometido, más de 1.4 millones no serán plazas reales, ya que contó como trabajos los 800,000 créditos para vivienda del Infonavit y los 170,000 créditos del FOVISSSTE.

Cuando tiene oportunidad, el presidente presume 3 aspectos económicos, la fortaleza del peso, la llegada de inversión extranjera directa (IED) y el envío de remesas hacia México.

Como se sabe, la fortaleza de una moneda es proporcional a la fortaleza económica. En el caso del peso, su recuperación es temporal y una consecuencia de la debilidad del dólar.

Es cierto que uno de los logros que se presumen es la captación de IED, que en 2019 atrajo 32,921 millones de dólares. Lo malo es que mucho de ello provenía de inversiones ya previstas en años anteriores, cuando se promovía la inversión y antes de desaparecer organismos como ProMéxico.

Hace unos días, la Secretaría de Economía informo que México registró una caída de -9.9% de enero a septiembre al captar 23,482 millones de dólares, en comparación con la cifra preliminar que fue de 32,921 millones de dólares.

El otro tema es el de las remesas que lo ha llevado a declarar “héroes vivientes” a los migrantes que envían dinero a sus familias en México. Lo malo en ellos es que los migrantes connacionales que residen en EUA principalmente se han convertido en el salvavidas para millones de mexicanos ante la falta de políticas públicas en materia económica.

Termina un segundo año con un grupo de gobernadores que rompieron filas con la Federación, un sector de empresarios de franco rechazo al gobierno y una sociedad aún más polarizada.

Hoy por la tarde, Andrés Manuel López Obrador emitirá un mensaje con motivo de su 2do Informe de gobierno en Palacio Nacional. Ante alrededor de 80 personas, el presidente hará un balance de su segundo año de administración y se espera que dibuje un escenario hacia el siguiente año.

Related posts