Subscribe Now

* You will receive the latest news and updates on your favorite celebrities!

Trending News

Armando Ríos Piter Mtro. en Políticas Públicas, ex Senador – T1/E4
Podcast

Armando Ríos Piter Mtro. en Políticas Públicas, ex Senador – T1/E4

Armando Ríos Piter, ex aspirante a la candidatura independiente por la presidencia de México, platicó conmigo sobre la situación actual del país, acerca de su iniciativa #SociedadHorizontal y de cómo toda su vida se ha preparado para ser presidente.

TRANSCRIPCIÓN

SUSANA: Hola, yo soy Susana Sáenz, y en este episodio de Decisiones platiqué con Armando Ríos Piter, Economista, Abogado y Exaspirante a la candidatura independiente por la presidencia de México. A Armando lo conocí en una Convención Bancaria en Acapulco en el 2017, y el año pasado me tocó coincidir con él en una cena, y déjenme decirles que es un gran conversador y tiene unas anécdotas buenísimas de sus diferentes etapas en la vida pública, se lleva con gente de todos los partidos y sectores. Así que vamos a platicar con él de cómo ve al país y cuáles son sus aspiraciones políticas. Acompáñenme.

 

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

 

SUSANA: Me da mucho gusto saludar a Armando Ríos Piter, el mismísimo “Jaguar”, ¿cómo estás?

 

ARMANDO RÍOS: Muy bien, Susana, feliz de estar contigo y con tu amplísimo  auditorio. Contento de que me invites a este nuevo proyecto, muy interesante sin duda.

 

SUSANA: Muchas gracias. Oye, estaba viendo que la última vez que platicamos, que te entrevisté fue en el 2017, cuando eras aspirante a una candidatura independiente por la presidencia de la República, y después, el año pasado coincidimos en un panel de perspectivas económicas y políticas, ¿en qué andas ahora? 

 

ARMANDO RÍOS: Bueno, pues han pasado un chorro de cosas.  En efecto, desde aquella travesía independiente y bien, yo te diría contento, porque pues he estado en el sector privado, dando asesoría a algunos grupos financieros, tengo un despacho en el que damos temas que tienen que ver con la seguridad pública del país, estoy metido en algunos medios con un proyecto que me tiene muy emocionado, se llama: “Sociedad Horizontal”, un poco del aprendizaje independiente lo trasladamos a esa visión. Y, pues mucha de la red que armamos en aquella ocasión la seguimos manteniendo viva, en contacto. Y, pues contento, atento a cómo está el país, preocupado por el Covid, las proyecciones del Producto Interno Bruto, que desafortunadamente están a la baja, el desempleo; pero también, echando para adelante como muchos de nuestros queridos mexicanos y mexicanas, que, si hay una sociedad que es resiliente a las adversidades, es la nuestra. Y, echando para adelante, mi querida, Su.

 

SUSANA: Justo, cuéntanos un poco qué es esto de la “Sociedad Horizontal”, que has estado promoviendo, y que de hecho así se llama tu programa.

 

ARMANDO RÍOS: Yo estoy convencido, desde hace ya algunos años, inclusive cuando anduve de precandidato en Guerrero, yo estaba como que con esta sensación de que algo no me cuadraba, de que algo estaba pasando, y la realidad la sentía que traía un cambio profundo. Y, en realidad sí lo había. Yo creo que ahora hay una consciencia plena de que la sociedad cambió, el mundo cambió, a partir de la nueva hiperconectividad que existe. Ahora, obviamente, con la pandemia y con la cuarentena, creo que es evidente. El hecho de que tú y yo podamos estar hoy en zoom conectados en tiempo real, viéndonos las caras, con cientos, a veces hasta miles de personas en la posibilidad de estar informados, comunicados y organizados de una manera descentralizada, pues la verdad es que  me parece que es algo realmente importante destacar. Es una evolución de cómo funciona la sociedad, la civilización ha cambiado porque la hiperconectividad hoy nos permite depender menos de los actores centrales tradicionales que imperaron durante mucho tiempo. Antes, tal vez, para que tú y yo nos pudiéramos poner de acuerdo y generar una dinámica de este tipo había que pasar por un medio tradicional, a veces,  hasta por el consejo editorial, tener el visto bueno de la gran empresa, en fin. Y eso, pues ha cambiado, hoy la forma en la que la sociedad se hablar, dialogar, y otra vez organizarse, pues es cada vez más descentralizada; y esto lo que hace es cambiar el centro de gravedad del poder, –como alguien que le gusta la política–, pues me apasiona, porque en realidad es desde lo que creo. Creo en la democracia, creo en la participación de la sociedad, creo en la sociedad que construye, por encima de las visiones centralistas, que ahora hay muchas, o hay una sola, tal vez, muy, muy, muy pesada que me parece que son las visiones del pasado.

 

SUSANA: Claro. Ya que mencionas la preocupaciones, mencionabas las preocupaciones del país, el crecimiento económico, más bien el estancamiento y decrecimiento que viene, ¿qué opinas del nuevo índice  en el que se está trabajando para medir la felicidad en vez del PIB?

 

ARMANDO RÍOS: Una, me parece que es necesario ampliar las formas de medición que puede tener un país de cualquier cosa, aquello que es medible, aquello que puede ser cuantitativa, cualitativamente cuantificable, pues te permite tener parámetros de referencia  de cómo mejorar las cosas. Creo que el mejorar la medición de la felicidad, mejorar la medición del bienestar, del desarrollo, pues es algo padre, es algo positivo, es algo bueno. Ahora, plantearlo como el nuevo referente, me parece una jalada, me parece una payasada. Plantearlo como el nuevo referente de la forma en la que funciona nuestro país parece que es algo poco serio, que creo que es la palabra correcta. Vi un meme que me gusta usarlo, en el que dice: es como si en un partido de fútbol va perdiendo un equipo 5-0 y de repente, el equipo dice: ya no vamos a medir con “goles”, sino que vamos a medir por la belleza de nuestro uniforme. La verdad es que es muy ejemplificativo eso, creo que ha sido poco serio el tomarlo como una medida, yo espero que no sea así, por eso te di mi primer comentario. Si es algo que venga a complementar, bienvenido; pero si se trata como ahora como hay malas decisiones de política pública, o decisiones de política pública que no dan los resultados deseados, –para no ser extraordinariamente críticos– y de repente se te cae el primer año la economía a un -0.1%, pues hay que apechugar que ese -0.1% es una realidad de que tal vez se tomaron decisiones equivocadas, que tal vez no se generó la confianza suficiente en los inversionistas, –qué sé yo–, obviamente un gobierno está para eso y para mucho más; para ser serio, responsable, para recular en las cosas que puedan estar mal hechas, y para reacondicionar junto con la gente, las que deban hacerse. Entonces, creo que cambiar el parámetro de medición es algo que yo empecé a escuchar justo después de que el INEGI nos dio ese dato duro de que la economía cayó en el -0.1%, nada más para quererse autocalificar, pues me parece algo, repito, poco serio. 

 

SUSANA: Claro, porque lo que no se puede medir, no se puede mejorar. Entonces, si dejamos de medir el crecimiento, pues va ser difícil cambiar esta tendencia, ¿no?

 

ARMANDO RÍOS:Te digo nada más algo, que si te vas a estar autocalificando, pues neta Montesori no aplica para el caso del país, pero bueno.

 

SUSANA: Claro. Bueno, sabemos que eres Abogado por la UNAM, Economista por el ITAM, Maestro en Seguridad Nacional, por la Universidad de Georgetown, Maestro en Administración Pública en la Kennedy de Harvard, o sea, te has preparado para ser presidente de México. Ya lo intentaste hace un par de años, me imagino que esas aspiraciones siguen en pie.

 

ARMANDO RÍOS: Sin duda, es algo que siempre quise desde chiquito, tenía como cinco o seis años cuando la primera vez pensé en eso, y bueno pues, parte de la chamba y lo que he tenido la oportunidad de hacer, ha tenido ese objetivo. Entonces, hubo un momento de aprendizaje importante, el país está en un momento de cambio importante, creo que hay que aprender lo que ha pasado; la sociedad está evolucionando, quiso manifestarse cuantiosamente, masivamente por un cambio, pues hay que evaluar lo que se haga bien, habrá que celebrarlo, lo que se haga mal habrá que criticarlo y proponer. 

 

SUSANA: Y, ¿en qué partido te ves?, me has platicado que te llevas con los de izquierda, los de derecha, los de centro,  ¿te identificas con alguno el día de hoy?

 

ARMANDO RÍOS: Mira, yo fui muy crítico de los partidos políticos y lo que estuvieron representando en el 2018. Yo renuncié a una militancia de más de 10 años en el PRD, en la izquierda, precisamente en ese momento busqué ser candidato independiente, como lo comentábamos hace rato por esa ruta, porque estoy convencido que esta evolución, esta visión de Sociedad Horizontal que te comentaba,  pues lo que haces es que esas estructuras jerárquicas, verticales, pues en realidad son instrumentos de hace mucho tiempo, prácticamente los partidos tienen dos siglos como entidades aglutinadoras, y hoy tal vez una página de Facebook, una página de Instagram puede tener mucho más agremiados en torno a causas, en torno a visiones que las que tiene un partido político. Entonces, son instrumentos que necesitan evolucionar, me parece que no solamente los mexicanos, en el mundo eso se está viendo; y, yo lo que creo es que un partido político en el que yo pueda sentirme parte de un esfuerzo, es aquel que tenga una condición de respeto muy flexible, muy amplio, a que este acondicionamiento que existe por parte de las cúpulas partidistas, pues se quite. Entonces, ¿yo dónde me veo?, me veo en un Instituto, en un espacio que logre entender que esa flexibilidad es lo de hoy, y si no lo encuentro, pues seguiré en la visión independiente como actor público. 

 

SUSANA: Hoy en día, ¿hay alguno de los partidos que te dé ese espacio, que te haga sentir así?

 

ARMANDO RÍOS: Pues mira, hay que evaluar. Creo que ellos mismos, después del ramalazo que les significó el 2018, están tratando de entender qué pasó, por qué les pasó un torton social tan grande. No fue Morena, fue un torton de una sociedad que de repente vio en Morena un vehículo, obviamente, pues ese vehículo arrasó. Hoy Morena está bajo ese mismo escrutinio, repito, porque hoy la forma descentralizada de informarnos, de comunicarnos y de organizarnos, hace que los institutos, pues de repente, si no te son útiles, realmente porque sean congruentes, pues terminas quitándolos, haces una página de Facebook donde el movimiento puede tener un apego mucho más contundente respecto a contenidos, visión, y obviamente lucha. Entonces,  yo creo que los partidos están en esta autoevaluación, y obviamente, en aquel partido, en aquel instrumento, en aquellos instrumentos que entiendan eso, pues yo con esta visión de Sociedad Horizontal que he venido buscando construir con muchas otras personas, pues creo que podrá haber un entendimiento, si no lo hay, pues Sociedad Horizontal será mucho más que un partido político, tal vez, pues porque no tiene esa finalidad o esa inflexibilidad vertical jerarquizada, pues que hoy  le da urticaria a mucha gente. 

 

SUSANA: Entonces, digamos que en este proceso de evaluación, ¿todavía no hay una oposición real?

 

ARMANDO RÍOS: Yo creo que no la hay, por varias razones. Una, porque digamos repito, el ramalazo fue muy fuerte, y obviamente la crítica a lo que se hizo especialmente a los excesos que representaron los partidos políticos, como un genérico, pero algunos en particular, pues están totalmente desgastados, lamiéndose heridas. Muchos todavía ni siquiera saben cuáles fueron las placas del tractor o del torton que les pasó encima. Y eso lleva tiempo, porque al final de cuentas es un proceso social, es decir, necesitamos que al interior de los partidos entiendan esto, se recompongan, trabajen a la gente, escuchen a la gente, obviamente en paralelo va corriendo el esfuerzo social o un esfuerzo político que tiene su nivel de desgaste. Este gobierno, como es normal, está sufriendo de un desgaste progresivo; la gente empieza a criticar que hay incumplimiento de cosas, la pandemia  también les ha traído un problemón en materia económica, salud e inseguridad. Entonces, creo que se están reconfigurando las condiciones, a partir de aprendizaje, reentendimiento, reubicación, que pues, van a tener una nueva presencia a partir del primero de junio, en un contexto en el que en un año, pues va a ver elecciones, las elecciones intermedias, que para muchos son, o la –digamos– la confirmación, la reafirmación del proyecto por el que se votó en el 2018, pero para que otros tantos, muchos también que se están aglutinando, es la posibilidad de quitarle mayoría, por lo menos en la cámara de diputados, al presidente o a su partido, en este caso Morena, y creo que será una gran batalla política, una gran confrontación política; en la cual la oposición va a volver a salir, tal vez no sea la oposición en su sentido tradicional a nivel solamente de partidos políticos, tal vez tendrás a un gran conjunto de mujeres con una voz que estén haciendo un planteamiento, y pues el partido que se adapte mejor a ese planteamiento, podrá jalar la atención, y obviamente, la credibilidad de parte de la gente. Creo que va a ser una elección muy sui generis por lo que está en juego, repito, el conservar el poder o que algunos ven que quitárselo, en parte al presidente, pero alrededor de eso, pues sí va a haber mucha oposición, sin lugar a duda, al statu quo, por parte desde los de Morena, e incluso al interior de Morena.  Ya hay pleitos al interior de Morena, por ver quién se queda con el partido, en fin. 

 

SUSANA: ¿Cuál será tu aspiración en el 2021?

 

ARMANDO RÍOS: Yo quiero ser Diputado federal, yo creo que hay que estar en esa Cámara. Creo que en el 2021 hay que estar en la Cámara, creo que en el 2018, –y lo digo como alguien que participó en el ejercicio desde el 2017–, pues lo que nos encontramos a quienes nos gusta hacer política, que nos interesa la política como una herramienta de transformación, pues lo que hay es una sociedad que en esa hiperconectividad que te comentaba,  pues ya descubrió que tiene nuevos centros de gravedad y nuevos centros de ejercicios de fuerza.

 

SUSANA: Oye, y hablando de esta pandemia que vino a exacerbar la crisis económica que ya estábamos enfrentando, en el supuesto de que hoy fueras el presidente de México, ¿cuál hubiera sido tu estrategia para enfrentar la recesión económica? 

 

ARMANDO RÍOS:  Mira, yo creo que el problema ha sido, no solamente con el covid, pero creo que en el covid hemos visto muchos de estos ejemplos. Este tema de la centralización que yo he insistido en la entrevista, o sea, tenemos una cultura histórica de centralismo en este país, de presidencialismo, de –digamos–, de voltear a ver a un solo actor, a un solo grupo, a una sola fuerza consolidada de manera vertical; y la verdad es que con 127 millones de habitantes en un país tan grande geográficamente, culturalmente, económicamente con distribuciones tan desiguales, y por lo tanto, tan diferentes, pues me parece que lo más pertinente sería descentralizar la capacidad de toma de decisiones, y obviamente, hacerlo de manera coordinada. A mí, por ejemplo, me preocupó ver a gobernadores molestos señalando que habían sufrido maltrato de parte de la federación, bueno, como no estás enfrentando una bronca tan grande como la pandemia, pues lo que quisieras es que cada brazo funcionara de manera coordinada, de una manera muy claramente establecida en cuanto a líneas de mando, en lugar de que se vea pelito, desarmonización de esfuerzos, y por lo tanto, controversia.  Ese es solamente un ejemplo, ¿no?, tal es así que lo gobernadores no solamente dijeron que se les estaba maltratando, sino que que hasta plantearon salirse del pacto fiscal, en fin, política en un momento en el que lo que menos quisieras es que hubiera política de la de contradicciones complejas o de la de tensiones o de polarización, bueno, pues ahí la tuvimos, o la tuvimos con el caso de los empresarios; los empresarios de repente no se sintieron cómodos con el planteamiento que hizo el presidente el 5 de abril. Plantearon la necesidad de un acuerdo nacional, el gobierno federal no respondió ese acuerdo, bueno, pues cada quien parece que en ese contexto con un problemón de salud, con un “problemononón” de casi el 10% del PIB de manera económica, que los distintos sectores  estén jalando cada quien por su lado y que se vea que no hay armonía, a mí me parece que es delicado. Entonces, hay que entender que en este país cada vez hay fuerzas más descentralizadas, pues la apuesta debería de ser cómo coordinarse con esa visión descentralizada en vez de seguir apostando a una visión centralizada, centralista.

 

SUSANA: Claro. Bueno, como sabes, este podcast se llama Decisiones, y por eso te tengo que preguntar, ¿cuál ha sido la decisión más importante que has tomado en tu vida?

 

ARMANDO RÍOS: Yo creo que la decisión más importante fue cuando decidí no ser gobernador del estado de Guerrero, bajarme de la contienda como aspirante, o como candidato que estuve. Lo hice en un contexto complejo para el país, nada más y nada menos que después de la desaparición de los 43 jóvenes de Ayotzinapa, yo denuncié en aquella renuncia, en aquel momento, en aquel episodio, en el que yo tenía los mejores números para ganar la gubernatura, estaba como el puntero, como el mejor posicionado. Era una candidatura que se había trabajado mucho, y que todo el mundo preveía que iba a ser exitosa, yo lo que dije era, –y lo sigo sosteniendo–, que la corrupción y la impunidad eran los dos grandes elementos que estaban alrededor de la desaparición de los jóvenes, y lo dije, refiriéndome a la clase política, que en realidad, muchas declaraciones, muchos discursos, pero para entrarle al fondo del asunto, pues no estaban haciendo gran cosa. Desafortunadamente las cúpulas partidistas por su reacción era como un business as usual: pues bueno, pues pasó esto, qué mal pero continuemos, pues no. Creo que hay momentos en la vida personal en la que los valores y los principios tienen que estar por encima del “poder por el poder”, y así lo dije, así lo creo todavía, y en realidad, fue la decisión más importante de mi vida porque  me tiene hoy donde estoy. Entendiendo que hay una Sociedad Horizontal que puede tener un equilibrio diferente en cuanto al poder, no solamente en cuanto a entenderlo, sino en cuanto a ejercerlo, y ahí es precisamente, donde esa decisión marcó mi vida. Tal vez no llegué a ser gobernador, pero espero firmemente poder llegar a ser presidente. 

 

SUSANA: Muy bien. Oye, ¿y la mejor decisión?

 

ARMANDO RÍOS: La mejor decisión fue buscar ser Diputado federal. Cuando yo era Secretario del Campo, yo era Secretario de Desarrollo Rural en Guerrero, yo venía de ser Subsecretario federal, fui Subsecretario de Estado en el gobierno de Vicente Fox, había sido funcionario en Hacienda, en distintas actividades de la administración pública. Como tú comentabas, yo estudié Derecho, estudié Economía, porque me gusta la Función Pública, me gusta la Administración Pública, las políticas públicas, y cuando yo decidí dejar de ser Secretario del Campo, que era una chamba que me fascinaba, me encantaba estar con los campesinos, estar metido en la sierra, una chamba muy bonita en Guerrero, pues decir, oye me voy a buscar, un poco la lógica, estábamos haciendo programas de  política pública para ayudar a la seguridad alimentaria de la gente más pobre de la montaña, de la gente más pobre de la sierra; una política muy exitosa que se llamaba Programa Especial de Seguridad Alimentaria, un programa muy padre; yo decía, necesitamos más billete para ayudarle a más gente, habíamos logrado sacar de la pobreza alimentaria como a 125 mil personas, pero en Guerrero nos faltaba todavía como unas 600 mil, entonces hacía falta más billete. Y, en Guerrero, el billete se consigue a nivel federal, entonces yo dije, quiero ser Diputado para conseguir más lana. Esa decisión, la verdad es que fue importante porque, me permitió salirme de la lógica en la que yo había vivido de la administración pública, de las políticas públicas, y brincar al ruedo político, pues que se parece, pero que también se come con otros cubiertos, es diferente.  La política en la Cámara, el diálogo en la Cámara, la construcción de acuerdos, el entender que hay distintas visiones, tener que ponerte en los zapatos del que está en otro partido político para llegar a un acuerdo, pues la verdad es que te da una visión mucho más amplia de la realidad del país, sin duda alguna, pero también de cómo este esfuerzo que se llama “México”, pues se construye con  muchas visiones. Es falso eso de que alguien solo tenga la “neta del planeta”, entonces, hacer política en la Cámara para mí fue, primero, muy aleccionador; y segundo, fascinante cuando encuentras que hay puntos de convergencia con otros actores que te permiten construir, hacer cosas padres, políticas públicas, leyes, y que este país solamente avanza cuando hay esa visión de trabajo en equipo, y no solamente una visión limitada, unidimensional. 

 

SUSANA: Te tengo que preguntar, ¿cómo fue la decisión de declinar por José Antonio Meade?, ¿cómo fue el proceso y esa plática que tuvieron en El Rincón de la Lechuza echando unos tacos?

 

ARMANDO RÍOS: Yo a José Antonio lo conocía desde hacía mucho tiempo, de hecho José Antonio Meade es cinco o seis años mayor que yo, del ITAM, pero también estudió Derecho, entonces como que nuestra vida, además de todo, por distintas razones en la función pública, siempre corrió en muchos cauces en paralelo. Cuando yo estaba como Subsecretario de la Reforma Agraria, él estaba al frente de la Financiera Rural, cuando yo llevaba los temas en la Secretaría, de la Comisión de Hacienda como Diputado, él era funcionario de Hacienda y luego Secretario, entonces, como que siempre nuestra vida corría en paralelo, aunque cada quien en su trinchera. Es alguien a quien conozco, a quien respeto, es alguien que yo valoro como amigo, como persona, y,  a mí me parecía que en aquel el momento, el tablero, por lo menos para mí, lo que yo veía y además de todo lo que sigo viendo ahora, a mí me interesaba tener una visión un poquito más moderna de lo que podría ser la transformación del país. Conocía a la izquierda desde sus adentros, yo milité con el presidente López Obrador durante casi seis años en el mismo instituto político, en el PRD, después él se salió, se fue a Morena, construyó Morena, de ahí ganó, pero me parecía que la visión, era esta visión que ahora tengo muy claro que no me gusta; una visión mucho más centralizada de la forma de hacer las cosas. Creo que desde una perspectiva de izquierda, pues lo que se necesitaba era una visión, otra vez, más descentralizada, más participativa, más “involucrante” de la gente. No solamente en el seguimiento y en el aplauso, sino especialmente en la construcción y en el soltar, que la gente decida, que la gente haga, que la gente sea verdaderamente libre para tomar sus decisiones. Creo que ese paso no estaba tan claramente aceitado en la propuesta del actual gobierno, y, es algo que a mí me hubiera gustado que tuvieran, no lo veía ahí, entonces decidí no apoyar ahí, y la verdad es que, pues, a mí nunca me gustó el candidato del PAN y del PRD, nunca me llenó el ojo. Venía yo de salirme del PRD, el PRD estaba apoyando ese proyecto; y a José Antono lo conocía hace mucho tiempo, me parece que es una persona honorable, es una persona, además de todo, talentosa, para hacer políticas públicas, y sentía yo en ese momento, –como lo sigo pensando actualmente,– que era una forma de entender de manera más descentralizada el ejercicio del poder, así es como yo percibía que generacionalmente se podía hacer algo con José Antonio, obviamente la losa del PRI no se la pudo quitar porque estaba canijo de pesada, la gente estaba muy agraviada, muy molesta, muy sentida con la percepción de corrupción que había dejado el gobierno de Peña Nieto. Pero lo que te podría decir, fue un tema que tenía que ver con cercanía, es un tema que tenía que ver con una visión generacional de cómo se podían hacer las cosas, y especialmente por este sentimiento o esta consciencia de que una visión más descentralizada del poder, podría ser mucho más útil. Y, ahí es donde yo la encontré como algo más viable a través de Pepe.

 

SUSANA: Antes de finalizar, te voy a hacer unas preguntas de opción múltiple: ¿Mezcal de Oaxaca o Mezcal de Guerrero?

 

ARMANDO RÍOS: No, pues esa ni me la puedes preguntar. Obviamente que de Guerrero, querida. 

 

SUSANA: Bueno, es que el de Oaxaca es muy bueno. 

 

ARMANDO RÍOS: Pero es que no lo han probado con avispa, que es la mera buena de Guerrero.

 

SUSANA: Bueno, ya nos invitarás a probarlo.

 

ARMANDO RÍOS: Y si se puede de Xochipala, mejor. 

 

SUSANA: ¿PRI, PAN o PRD?

 

ARMANDO RÍOS: Pues el PRD. El PRD fue el instituto en el que participé y es en el que  tengo todavía, aunque con muchos claroscuros, el mejor sabor de boca.

 

SUSANA: Cannabis; ¿consumo medicinal o recreativo?

 

ARMANDO RÍOS: Los dos, sin duda alguna, ambos. Una sociedad libre. 

 

SUSANA: ¿Liberal o conservador?

 

ARMANDO RÍOS:  Pues yo soy liberal, y ahora soy descentralizador horizontalista.

 

SUSANA: ¿Acapulco o Cancún?, ya sé lo que me vas a contestar.

 

ARMANDO RÍOS: Pues qué pasó, obviamente que Acapulco. Depende de con quién esté uno, y si es en plan de pachanga, pues no lo sé, pero sin duda alguna, mi bellísimo puerto no me lo quita nadie del corazón.

 

SUSANA: Finalmente, ¿El Rincón de la Lechuza o El Farolito?

 

ARMANDO RÍOS: El Rincón de la Lechuza. Yo no soy muy de tacos, pero por lo menos ahí, ya tengo una escena pública que guardo con buen sabor de boca. 

 

SUSANA: Muy bien Armando, pues muchísimas gracias por haber compartido con nosotros estas historias de tu vida. 

 

ARMANDO RÍOS: Igualmente, Su. Qué te vaya bien, saludos a todo tu auditorio, y pues seguimos en contacto. Quédense en su casa los que pueden, cuídense; los que no pueden, pues obviamente, cuídense el doble. 

 

Related posts